Este proyecto se piensa implementarlo desde el próximo año en las 21 parroquias rurales. Estiman que para el 2025 estas jurisdicciones contarán con unidades técnicas en pleno funcionamiento y su propia Ordenanza.

La Alcaldía de Cuenca y la Universidad del Azuay (UDA)  presentaron el Plan de Gestión Descentralizada y Participativa para los Gobiernos Parroquiales del cantón Cuenca.

El evento convocó a varias autoridades y representantes de las parroquias rurales.

Gustavo Duche, concejal y presidente de la Comisión de Descentralización y Desconcentración, destacó que la ruralidad siempre solicitaba algunas competencias. “Hoy tenemos el gusto de haber logrado, en minga, un documento que marcará un nuevo rumbo para las Juntas Parroquiales”.

Este proyecto, construido mancomunadamente en 90 sesiones, se concibió en tres objetivos: acercar los servicios municipales a la ciudadanía de las 21 parroquias rurales con calidad y efectividad; Mejorar el cumplimiento de las herramientas de planificación: Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial (PDOT) y Plan de Uso y Gestión del Suelo (PUGS); y, Fortalecer a los GAD Parroquiales para mejorar la calidad de la inversión pública con la ejecución directa, a través de los presupuestos participativos.

Sostuvo que hay muchas expectativas con este proyecto que busca “acortar las brechas de desigualdad entre lo urbano y rural” en beneficio de la ciudadanía en general.

El plan también está concebido para que las parroquias rurales que tengan mayor presupuesto sean solidarias y contribuyan con las más pequeñas, añadió.

“Una vez que este Plan se presupueste y ejecute, a partir del próximo año, estamos seguros que definitivamente el único beneficiario será la población rural del cantón Cuenca que representa el 34%”, dijo.

Unidades técnicas

Jacinto Guillén, vicerrector de Investigaciones de la UDA, compartió que el modelo se sustenta en dos pilares fundamentales: la gestión territorial y el desarrollo humano integral.

“Para trabajar en estos frentes se proyecta la implementación de unidades técnicas territoriales y unidades técnicas de desarrollo humano para cada parroquia, estructuras que trabajarían con dependencias municipales”, dijo.

Estimó que para el 2025 todas parroquias rurales contarán con estas unidades técnicas en pleno funcionamiento y su propia Ordenanza.

El 17 de febrero de 2020 se suscribió un convenio de cooperación interinstitucional entre el GAD Municipal de Cuenca y la UDA para elaborar el modelo de Gestión Territorial de Desarrollo Humano Integral de las Parroquias Rurales del cantón Cuenca.

Por razones inherentes a la pandemia fue modificado en junio de ese mismo año. “Es oportuno indicar que, si bien los trabajos fueron coordinados desde la UDA, a través de l María Cecilia Alvarado, estos se elaboraron en forma conjunta con la participación de un equipo de la Corporación Municipal y otro conformado en nuestra institución para dar una respuesta adecuada”.

Guillén, finalmente, agradeció al Municipio de Cuenca por la confianza depositada en la UDA para construir una propuesta que brinde respuestas a las necesidades de fortalecer los GAD Parroquiales.

“Cerrar brechas”

Pedro Palacios, alcalde de Cuenca, recalcó que el Plan es un paso importante en la planificación adecuada, correcta e idónea en beneficio de la ruralidad.

“Desde el primer día de administración decidimos cerrar las brechas y poner la atención necesaria en el territorio rural en donde se generan condiciones fundamentales para nuestro convivir como la producción agrícola, por lo tanto, siempre será fundamental ser responsables con todo el territorio”, dijo.

En este marco sostuvo que vienen trabajando para igualarse en los presupuestos participativos, que “desafortunadamente, en un momento dado se convirtieron en un chantaje para nuestras queridas parroquias a cambio de favores políticos; hoy en día esto ya no existe”.

Agregó que las 21 parroquias rurales, sin excepción alguna, tienen la atención completa y debida, y que a pesar de que el año de pandemia ha sido complejo y difícil, “no se les redujo un solo centavo”.

A la fecha, solamente seis parroquias rurales cuentan con un presupuesto aproximado de 400.000 dólares anuales, pero con el proceso de delegación llegará a los 21 GAD Parroquiales, lo que representará más de 1.800.000 dólares.

“Cuando se entregan competencias se tiene que hacerlo con recursos; parece ser que algunas personas todavía no logran entender cuál es el modelo de descentralización que tiene nuestro país”.

Juan Sebastián Arias, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Competencias, aplaudió esta iniciativa, que a su criterio permitirá contar con un modelo de gestión específico centrado en el desarrollo humano integral como eje principal. “Hoy somos testigos de que la articulación entre niveles de Gobierno es posible, empleando adecuadamente las herramientas de gestión delegada y la micro planificación”. (I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *