El Nobel de la Paz reconoció por primera vez la libertad de expresión e información con un premio a dos periodistas, la filipina Maria Ressa y el ruso Dmitri Muratov.

Ressa y Muratov fueron premiados “por sus esfuerzos para defender la libertad de expresión, condición previa para la democracia y la paz duradera”, señaló el Comité Nobel, que elogió su lucha “valiente” y advirtió de las “crecientes circunstancias adversas” que afrentan la democracia y la libertad de prensa en el mundo.

El fallo resalta la necesidad de un periodismo “libre, independiente y basado en hechos” que sirva para proteger derechos fundamentales contra “el abuso de poder, las mentiras y la propaganda de guerra”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *