Científicos del NYU Langone Health (Estados Unidos) han realizado el primer trasplante de un riñón no humano (concretamente, de cerdo) manipulado genéticamente a una mujer en muerte cerebral, abriendo la puerta al potencial uso de órganos animales en humanos.

Conocida como xenotrasplante, la cirugía de dos horas de duración se realizó el sábado 25 de septiembre y estuvo liderada por Robert Montgomery, director del Instituto de Trasplantes del NYU Langone Health.

El riñón se obtuvo de un cerdo modificado genéticamente a cientos de kilómetros de distancia y se trasplantó a un donante fallecido al que se mantuvo conectado a un respirador, con el consentimiento de la familia, durante 54 horas mientras se estudiaba la función y la aceptación del nuevo riñón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *