La Isla Sur de Nueva Zelanda ha registrado su primer contagio local de COVID-19 en casi un año, según han confirmado las autoridades sanitarias del país en un comunicado.

El Ministerio de Salud ha asegurado que se trata de un caso de riesgo bajo, ya que al parecer el hombre contagiado se encuentra en un estado avanzado de la infección.

El afectado se encuentra aislado en la ciudad de Blenheim, y las autoridades han notificado a sus contactos cercanos, que se encuentran también en aislamiento y a la espera de realizarse test.

Según detalla el comunicado, las primeras investigaciones apuntan a que el caso está relacionado con un brote en la ciudad de Te Awamutu, en la Isla Norte, donde esta semana se ha superado la cifra máxima de contagios diarios de los últimos 18 meses del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *