Luego de que el cuerpo del velocista Álex Quiñónez fuera sepultado, la Policía informó que detuvo a un presunto implicado en el asesinato.

Se trata de Jhonson G., quien fue capturado durante una persecución en Colinas de la Florida, en Guayaquil.

Los agentes manejan la hipótesis de que el atleta pudo ser una víctima colateral. Él no tenía antecedentes.

Christopher Arcalla, el cantante urbano asesinado junto a Alex, tampoco tenía antecedentes, pero sí procesos investigativos por tenencia ilegal de armas y delito de intimidación.

El carismático atleta, representante de Ecuador en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, donde llegó a la final de los 100 metros, fue asesinado la noche del viernes en Guayaquil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *