Hay preocupación en las autoridades de Cuenca y Azogues porque el cierre de vías por el paro nacional podría impedir la llegada de turistas por las fiestas de Independencia de Cuenca y Azogues, y la conmemoración del Día de los Difuntos.

Este feriado está decretado para el 1, 2 y 3 de noviembre, pero en la práctica, al coincidir con un fin de semana, comienza el sábado 30 de octubre y termina el miércoles 3. En Azogues va hasta el jueves 4. Es el más extenso del año.

Y precisamente por esto el sector turístico y comercial ha esperado con optimismo estos días de asueto para recuperarse en algo de la grave crisis que les ha dejado la emergencia sanitaria por la pandemia de la Covid-19.

Por ejemplo, Juan Pablo Vanegas, presidente de la Cámara de Turismo del Azuay (CTA), explicó que más del 80% de los espacios de hospedaje en Cuenca ya están reservados. Aspiran a llegar al 100%.

Detalló que esta ciudad habitualmente tiene una disponibilidad de unas 10.000 camas y que actualmente quedan pocas sin reserva. Por eso los visitantes han optado por buscar alojamiento también en sitios cercanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *