La manifestación de problemas de salud mental asociados al distanciamiento social, el teletrabajo, desempleo y otros cambios sociales impuestos por la pandemia volvieron a la Ley de Salud Mental una tarea que se debe tratar de “forma urgente”, asegura la Asociación de Psiquiatría de Ecuador.

Impulsora del nuevo Proyecto de Ley de Salud Mental, expertos del núcleo de la provincia de Pichincha de esa asociación opinan que el mayor reto es construir una propuesta que sea integral y técnica.

Estos expertos elaboraron un proyecto que actualmente revisa un equipo técnico de la Defensoría del Pueblo, organismo que auspiciará esta propuesta, quienes, a su vez, explican que en la Asamblea Nacional se han analizado tres proyectos en los últimos años, en los que se han detectado “vacíos” y “flaquezas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *