Los presidentes de Costa Rica, Colombia, Ecuador y Panamá firmaron en la COP26 la Declaración para la conservación y manejo de los ecosistemas comprendidos en el Corredor Marino del Pacífico Este Tropical, a fin de “lograr el área protegida más grande del hemisferio occidental”.

Este acuerdo amplía la protección medioambiental sobre algunas de las regiones “más ricas en biodiversidad del mundo”, como la isla del Coco (Costa Rica), Galápagos (Ecuador), Malpelo (Colombia) y Coiba (Panamá).

En un acto en el pabellón del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, en inglés) en la cumbre del clima COP26 de la ciudad escocesa de Glasgow, los presidentes Iván Duque (Colombia), Carlos Alvarado (Costa Rica), Guillermo Lasso (Ecuador) y Laurentino Cortizo (Panamá) rubricaron esta declaración, en la que se comprometen a ampliar en “decenas de miles de kilómetros” sus áreas protegidas marinas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *