Pfizer presentó una píldora que reduce casi un 90 % el riesgo de muerte por covid-19 para los infectados con comorbilidades, un resultado prometedor que sus ejecutivos consideran llevará a un “punto de inflexión” en la lucha contra la pandemia.

La farmacéutica reveló en un comunicado los datos preliminares de un estudio con 1.219 personas, que muestra la efectividad de su píldora para evitar que los pacientes con alto riesgo de enfermar gravemente de covid-19 -incluyendo los no vacunados- necesiten ser hospitalizados o mueran.

El estudio, que aún no ha sido revisado por pares, concluye que los pacientes que tomaron la píldora de Pfizer junto con otro antiviral tuvieron una reducción del 89 % en su tasa combinada de hospitalización o muerte posterior, en comparación con los pacientes que tomaron placebo.

La empresa suministró a los voluntarios el fármaco experimental cada 12 horas durante cinco días en diferentes grupos, a partir de tres y cinco días después de que tuvieran síntomas, y lo combinó con una baja dosis del antiviral ritonavir, que es utilizado habitualmente para tratar el VIH y ejerce de potenciador.

Después de 28 días, ningún paciente del estudio general que había recibido el tratamiento de Pfizer había fallecido, frente a 10 que sí lo hicieron tras recibir placebo, de acuerdo con la nota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *