La Corte Constitucional de Ecuador redujo a 30 días, la mitad del tiempo previsto, y condicionó el estado de excepción que el presidente del país, Guillermo Lasso, decretó el pasado 18 de octubre para frenar el auge de la delincuencia y en un momento en que soportaba amenazas de protestas contra su Gobierno.

El pleno de la Corte Constitucional resolvió “condicionar” el decreto ejecutivo con el que Lasso aplicó el estado de excepción ante lo que consideró como “grave conmoción interna debido al aumento en la actividad delictiva”.

La Corte Constitucional, en su fallo, consideró que en el decreto ejecutivo no se justificó el tiempo de extensión de la medida excepcional a 60 días, por lo que limitó ese periodo a 30 días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *