El brasileño Neymar y Kylian Mbappe bastaron para que el París Saint Germain, sin Leo Messi, lesionado, sacara adelante su visita al Matmut Atlantique (2-3) y consolidara el liderato en la Ligue 1 de Francia.

Mauricio Pochettino, que no pudo contar con el astro argentino, dejó en el banquillo a Ángel Di María y dejó toda la responsabilidad del ataque en manos de Neymar y Mbappe.

Entre ambos dejaron sentenciado el choque de la decimotercera jornada. El partido se rompió antes de la media hora cuando Neymar se hizo un hueco entre la defensa local tras recibir un pase de Mbappe desde el otro lado del área, y batió a Benoit Costil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *