La explosión de un radar militar instalado en el cerro Montecristi sigue generando preocupación en quienes habitan en sectores aledaños.

Luego que el ministerio de Defensa detalla que no se descarta un atentado terrorista, la ciudadanía teme por un nuevo ataque que afecte a sus familias.

Ante este panorama, Francisco Núñez, gobernador de Manabí, señala que están esperando la visita del ministro de Defensa para tener información más detallada.

“El ministro es la persona autorizada para dar detalles de lo ocurrido. Pero, somos testigos del fuerte estruendo que se registró la madrugada del 7 de noviembre”, indica Núñez.El gobernador menciona que ya concluyó el peritaje policial para esclarecer los hechos y que el ministro recibirá el informe respectivo. 

Sobre una supuesta denuncia presentada el 25 de octubre, una persona anónima a la Policía, en la que indicaba que se estaba planificando un atentado al radar, el gobernador agrega que será el ministro quien se pronuncie.

Núñez afirma que hay que recordar las expresiones del presidente Lasso sobre las consecuencias de enfrentar de forma frontal al narcotráfico.

“Con la colocación del radar, este problema (narcotráfico) no se soluciona en un mes o un año. Son varias las adversidades que se tendrán que enfrentar, pues es una situación muy compleja. Esta es una problemática global. Ecuador está viviendo una situación compleja y la decisión gubernamental de implementar el radar ha sido valiente”, señala el Gobernador. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *