El músico Miguel Bosé ha presentado sus memorias, ‘El hijo del Capitán Trueno’ (Espasa), reconociendo que le habría “gustado ser conocido en el mundo entero, como Julio Iglesias”, aunque también se da por satisfecho con la fama alcanzada a lo largo de su carrera.

“Es verdad que soy muy conocido en América y algunos países de Europa, pero después se acabó: me paseo por Asia y soy un blanco más”, ha resaltado el autor de ‘Amante bandido’, quien no obstante ha explicado que en su día a día hay mucho de reconocimiento y “más selfies que autógrafos”.

“En los países en los que soy conocido hay reglas y límites, lo único que antes eran autógrafos y ahora selfies y yo prefiero los primeros, porque hay días malos”, ha comentado con humor Bosé. “Eso sí, espero que esto dure, porque en el momento en que no te pidan nada, malo”, ha añadido entre risas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *