La Amazonía está en “código rojo” y sólo frenando su devastación se evitará que llegue a un punto “catastrófico” de no retorno en los próximos años, alertaron centenares de científicos en la COP-26.

Si se mantienen los actuales altos índices de deforestación, la degradación del suelo y los incendios que se han registrado en los últimos años, la mayor selva tropical del planeta podría alcanzar ese punto de inflexión antes del 2050, perder hasta un 70 % de su vegetación nativa y convertirse en un área prácticamente desértica.

La alarma fue prendida por el Panel Científico de la Amazonía (SPA, por sus siglas en inglés), compuesto por más de 200 expertos de todo el mundo, y que presentó los resultados de una evaluación integral realizada a la mayor selva tropical del planeta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *