El Presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, dijo que su país está bajo un ataque de las mafias del narcotráfico que intentan hacerse con el control de las cárceles y a las que culpó de las matanzas entre reos, aunque también la crisis es producto de la desidia estatal para atender un problema que viene de hace años.

La madrugada del pasado sábado, una masacre en el Centro de Privación de la Libertad Guayas Número 1, conocido también como “La Penitenciaría de Guayaquil”, dejó 68 reos asesinados, según cifras preliminares de la Fiscalía.

Esa matanza se sumó a otra masacre ocurrida en septiembre pasado cuando se reportaron 118 reos asesinados, así como a otros hechos similares que, durante este año, han dejado más de 200 reclusos fallecidos, según datos periodísticos difundidos en redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *