El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, instaló una reunión reservada con altos representantes de las funciones del Estado para analizar la crisis carcelaria que vive el país y que se agravó tras la masacre del pasado sábado en la penitenciaría de Guayaquil, en la que murieron 68 reos.

El jefe de Estado dio la bienvenida en la cita al presidente de la Corte Nacional de Justicia, Iván Saquicela; al presidente de la Corte Constitucional, Hernán Salgado, y al contralor General del Estado en funciones, Carlos Riofrío.

Además, a la presidenta del Consejo de Participación Ciudadana, Sofía Almeida; al procurador General del Estado, Íñigo Salvador, y al ministro de Defensa, Luis Hernández, así como a altos representantes de las Fuerzas Armadas, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *