El Gobierno de Austria aprobó un confinamiento general a partir del lunes, después de que las medidas adoptadas hasta ahora -incluidas restricciones al movimiento de los no vacunados- no hayan frenado el aumento de los contagios.

“Los ciudadanos deberán asumir nuevas restricciones durante 20 días porque hubo demasiados que se han mostrado insolidarios. Les pido que sigan las medidas y que reduzcan los contactos”, declaró el canciller federal, Alexander Schallenberg, al anunciar el confinamiento que se extenderá durante 20 días.

El canciller también anunció la vacunación obligatoria a partir de febrero de 2022 de todos los residentes del país, en el que alrededor del 65 % de la población tiene la pauta completa, una de las cifras más bajas de Europa Occidental. La tasa de contagios se encuentran entre las más altas del continente, con casi mil casos por 100.000 habitantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *