Una nueva línea aérea ecuatoriana, EquAir, empezará a volar a partir de diciembre con el objetivo de restablecer un balance entre la oferta y la demanda en el puente aéreo Quito-Guayaquil, que llegó a ser el tercero en importancia en Latinoamérica.

Así dijo su CEO, Gabriel Sommerfeld, con motivo del lanzamiento de la compañía, que ha estado gestándose en los últimos 18 meses con capital privado, y “nace para compensar la escasez de vuelos” a escala nacional y sin “planes de salir a nivel internacional en los próximos años”.

“Queremos devolver esta conectividad necesaria para traer la competitividad al sector productivo, a través de la reducción de costos y un mejoramiento de servicios y frecuencias”, afirmó la ejecutiva, que en el pasado estuvo al frente de otra aerolínea local.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *