El primer ministro de Grecia, Kyriakos Mitsotakis, ha anunciado más restricciones para los ciudadanos que no estén vacunados contra el coronavirus, que a partir del próximo lunes no podrán acceder a espacios cerrados como museos, gimnasios o cines, sitios a los que será necesario presentar el pase sanitario para entrar.

En medio de un incremento de la incidencia epidemiológica y unas cifras de vacunación estancadas, Mitsotakis ha calificado la situación como “pandemia de los no vacunados”, ante la que el Gobierno ha decidido adoptar medidas más duras, a la vez que ha pedido a la Iglesia Ortodoxa que haga cumplir las normas para verificar que los fieles cuentan con una prueba negativa de COVID-19.

Según el ‘premier’ griego, las medidas equivalen a un confinamiento parcial de los ciudadanos no vacunados, ya que más allá de restaurantes, bares y cafés, los ciudadanos que no hayan sido inoculados no podrán acceder a espacios cerrados ni presentando una prueba negativa de coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *