Pekín ha comenzado a imponer cuarentenas de 48 horas a los paquetes procedentes del extranjero por temor a que puedan propagar el coronavirus.

El Centro de Procesamiento de Correo Aéreo de la capital china procesa cada día 120.000 paquetes venidos del exterior, los cuales, tras dos rondas de desinfección, pasan a una estancia ventilada en la que permanecen durante 24 horas.

El proceso completo necesita unas 48 horas, según el periódico Global Times, que también afirma que todos los empleados en contacto con los paquetes han de haber recibido tres dosis de una vacuna contra la covid, además de llevar mascarilla y guantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *