Los habitantes de las ciudades de Milán, Aosta, Bolonia, Bérgamo y Padua, todas en el norte de Italia, deberán usar la mascarilla en el centro durante las Navidades para prevenir los contagios por coronavirus.

Las regiones del Lacio, cuya capital es Roma, y del Véneto han solicitado al Gobierno que exija a la gente llevar este dispositivo de protección en el centro de todas las ciudades y en los mercadillos callejeros, que concentran aglomeraciones en las fechas festivas, dijo el concejal de salud del Lacio, Alessio D’Amato.

Padua la exigirá desde este viernes y hasta el 31 de diciembre y Bolonia también desde el viernes hasta el 9 de enero, según han publicado ambos ayuntamientos en las páginas web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *