El grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) reunido para analizar el impacto de la nueva variante del coronavirus detectada en Sudáfrica determinó que se trata de una “variante de riesgo”, posiblemente más contagiosa, y la bautizó con la letra griega omicrón.

La OMS reconoce que algunas de las nuevas mutaciones de la variante omicrón parecen sugerir una aún mayor capacidad de transmisión que cepas anteriores, con casos detectados “en casi todas las provincias sudafricanas”.

“La variante se ha detectado a un ritmo más rápido que en anteriores surgimientos en el número de infecciones, lo que podría indicar que tiene ventaja a la hora de propagarse”, subrayaron los expertos de la OMS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *