El ecuatoriano Roberto Quiroz, derrotado por 6-3 y 6-3 por el español Feliciano López en el primer punto del partido entre sus equipos en las finales de la Copa Davis, no tuvo duda al afirmar que la clave del resultado fue “el servicio” de su rival, aunque también su mayor experiencia, que le permitió “aprovechar mejor sus oportunidades”.

“Fue un partido muy duro. Empezó bien para mí, pero él tiene mucha más experiencia que yo y el saque fue clave. Sacó ventaja de mis fallos”, dijo el jugador de Guayaquil.

“El servicio sacó de Feliciano de muchos aprietos”, insistió. “Y yo no sentí que saqué muy fuerte. Fui quebrado tres veces y eso no me ha pasado muchas veces en mi carrera”, añadió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *