El movimiento indígena aseguró que no volverán a la mesa de diálogo con el Gobierno, que no respondió el pedido de reducir más el precio de los combustibles.

La Confederación de Nacionalidades del Ecuador (Conaie) anunció que tomará la vía de las medidas de hecho indefinidas desde enero de 2022.

Este sábado 27 de noviembre de 2021, el consejo ampliado se reunió para analizar qué hacer frente al silencio del Gobierno de Guillermo Lasso, sobre el pedido de reducir los precios de los combustibles a $1,50 el diésel y $2,10 la gasolina extra.

El cónclave se realizó en la comunidad de Unión Base, en Puyo (Pastaza). Hasta ahí acudieron dirigentes de las diferentes filiales de la organización social, entre ellas de la Ecuarunari (filial de la Sierra) y la Confeniae (Amazonía).

Luego de casi ocho horas de debates internos, el presidente de la Conaie, Leonidas Iza, anunció que no volverán a la mesa de diálogo con el Ejecutivo, debido a que no se han obtenido resultados para los sectores populares.

«Hasta el día de hoy no hemos tenido ninguna respuesta frente al diálogo. La Conaie, frente a esa falta de respuesta y por la voluntad política para establecer este proceso de diálogo, consecuentes con nuestros principios, ratificamos la propuesta hecha al Gobierno», dijo.

«Declaramos que al no tener una respuesta no retornaremos a ningún proceso de diálogo que no tenga resultados. Nos declaramos en asambleas territoriales para convocar a una medida de hecho, de manera indefinida desde enero del 2022″, expresó Iza, en una declaración pública.

El movimiento también resolvió rechazar el uso excesivo de la fuerza durante las movilizaciones de octubre pasado, y cuestionaron a la Asamblea Nacional.

Según la Conaie, el Legislativo debió negar y archivar la reforma tributaria propuesta por el Ejecutivo. En lugar de eso, se allanó el camino para que el proyecto entre en vigencia por el ministerio de la ley.

Además, se exigió al Gobierno que se controle los precios de los productos de primera necesidad. Y que se declare una moratoria a las deudas adquiridas con el sistema financiero, que estarían afectando a sectores campesinos y agricultores.

El tema de la moratoria de deudas habría sido aceptado por el Ejecutivo en la última reunión en Carondelet, pero no se han dado pasos para concretarlo.

El pasado 10 de noviembre de 2021, la Conaie, el Frente Popular, la Feine y la Fenocin sostuvieron un encuentro en el Palacio de Gobierno con el presidente Lasso y la mayoría del gabinete ministerial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *