La ciudad israelí de Tel Aviv es la más cara del mundo debido al fortalecimiento del shékel, la moneda local, y a una acelerada inflación.

La llamada Unidad de Inteligencia de esa publicación (EIU), que elabora informes anuales especializados, remarcó la carestía en la alimentación, materias primas, alcohol y transporte lo que elevó Tel Aviv cuatro puestos en la lista con respecto al año pasado y se situó por encima de París o Singapur.

Les siguen Zurich, Hong Kong, Nueva York, Ginebra y Copenhague como las localidades más caras del mundo tras comparar los precios de más de 200 productos y servicios en 173 ciudades de todo el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *