Casi 300 médicos y otros miembros del personal sanitario trabajaban de forma irregular en Italia, al no estar vacunados contra la Covid-19, informaron los carabineros (policía militarizada) tras las verificaciones llevadas a cabo durante una campaña sobre la obligatoriedad de la inmunización.

En total se localizaron 281 trabajadores sanitarios en situación irregular por no serle administrada la vacuna contra el coronavirus y de ellos 126 ya habían sido suspendidos de sus puestos de trabajo por las autoridades sanitarias, reveló ese cuerpo policial en un comunicado.

El Consejo de Estado italiano ratificó este jueves que los médicos y el resto del personal sanitario de Italia no puede negarse a ser vacunado contra el coronavirus, ya que así lo estipula la ley, al rechazar el recurso de un facultativo apartado de su puesto en la Sanidad pública por no querer inmunizarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *