En un partido que difícilmente sea olvidado por sus fanáticos, el Cerro Porteño de Paraguay se consagró como campeón del Torneo Clausura de su país al empatar a 2-2 frente al Guaraní con dos tantos en el tiempo añadido.

A la última fecha del certamen, ambos equipos llegaron en los primeros dos lugares de la clasificación con ventaja de dos unidades para el ‘Ciclón’ de Barrio Obrero.

En el estadio Rogelio Livieres, cuando el reloj marcaba 90 minutos, el Guaraní ganaba por 2-0 con anotaciones de Alfio Oviedo y Marcelo González.

Ese resultado le permitía asaltar el primer lugar de la tabla y quedarse con la copa, sin embargo, todo cambió en los últimos instantes.

A los 99 minutos de juego, después de que el portero del Guaraní viera la cartulina roja, el defensor Alberto Espínola descontó capturando un rebote dentro del área y disparando a portería con su pierna derecha.

Luego, a los 101 minutos, Juan Gabriel Patiño consiguió el heroico empate que le aseguró el título a los dirigidos por Francisco ‘Chiqui’ Arce.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *