La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró al Pasillo ecuatoriano como parte de la lista representativa de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Este reconocimiento promociona la identidad de los ecuatorianos en el mundo.

De acuerdo con la UNESCO, el patrimonio cultural no solo incluye a monumentos y colecciones, sino que también trata de tradiciones o formas vivas de expresión heredadas de los antepasados y que han sido transmitida a sus descendientes, como tradiciones orales, artes escénicas, usos sociales, rituales, festivales, conocimientos y prácticas. La naturaleza y el universo, así como el conocimiento y la tecnología relacionados con la artesanía tradicional.

El Pasillo es un género musical y bailable que hizo su aparición en Ecuador en el siglo XIX, en la época de las guerras de independencia sudamericanas, como resultado de una fusión entre diversas músicas indígenas –por ejemplo, el yaraví– y europeas, en particular el vals, el minué y el bolero español.

Tal y como su propio nombre indica, este baile lo ejecutan dando pasos cortos una mujer y un hombre formando pareja, no sólo en bailes de salón, ceremonias públicas y fiestas, sino también en programas radiotelevisados y conciertos al aire libre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *