Ecuador y Colombia reabrieron su frontera terrestre al paso, hasta 11 kilómetros, de conductores de camiones de carga pesada, en una medida para aliviar el transporte de mercancías entre los dos países.

Así lo refrendaron ambos Gobiernos en un protocolo que sus respectivos ministros de Transporte, Marcelo Cabrera y Ángela María Orozco, firmaron en la sede del ECU911 en la ciudad fronteriza de Tulcán.

Con ello, los conductores de camiones podrán llevar sus mercancías al otro lado de la frontera, y no como hasta ahora que debían intercambiarse en la cabina al cruzar la divisoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *