Un terremoto de 4,4 grados de magnitud en la escala de Richter hizo temblar la región italiana de Lombardía (norte), especialmente su capital Milán, aun sin causar desperfectos ni daños.

El seísmo se originó a las 11.34 horas (10.34 GMT) en la provincia de Bérgamo, con epicentro en el pequeño municipio de Bonate Sotto a 26 kilómetros de profundidad, de acuerdo a los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología (INGV).

La sacudida fue advertida en gran parte de la región pero especialmente en Milán, la gran ciudad del norte italiano, donde por el momento no se han registrado desperfectos o incidencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *