Ecuador ha perdido cerca de 533 millones de dólares por la suspensión del bombeo de crudo por sus oleoductos desde la Amazonía a causa de la erosión natural en una zona del río Coca, lo que le ha obligado también a importar combustibles.

El presidente Guillermo Lasso explicó que la erosión afecta a cerca de 300 metros por donde pasaba el Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE, público), el Oleoducto de Crudos Pesados (OCP, privado) y otro ducto multipropósito.

“Hay un impacto de cerca de 533 millones de dólares porque dejas de exportar petróleo (y) tienes que importar combustibles para proveer la demanda interna. Por lo tanto, es un impacto negativo fuerte”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *