Las fuertes lluvias que por estos días azotan el noreste de Brasil han dejado al menos 18 muertos, 286 heridos y 2 desaparecidos, además de unos 16.000 damnificados, solo en el estado de Bahía.

El Gobierno de Bahía, con datos de la Superintendencia de Protección y la Defensa Civil local, indicó que 19.580 personas tuvieron que dejar sus casas, de las cuales 16.001 perdieron sus viviendas, teniendo que ser alojadas provisionalmente en coliseos y campamentos.

La ciudad más afectada ha sido la turística Ilheus, en el litoral sur de Bahía, que concentra la mayor parte de las 430.869 personas que de una u otra forma se han visto afectadas, no solo por la destrucción de casas y negocios, sino también por su aislamiento, sin poder moverse o recibir víveres y medicamentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *