Ecuador termino el año con unos 335 mil contagios adicionales a los del 2020, para un total de 547.186 hasta este jueves, pero con una pandemia más o menos contenida y una incipiente recuperación económica, gracias a la fugaz vacunación de 12,6 millones de personas.

Comparado con los dramáticos momentos de marzo a mayo de 2020, cuando la imágenes de cadáveres por las calles de Guayaquil ocuparon los titulares de todo el mundo, o con el colapso de los hospitales hasta el primer trimestre de 2021, la situación de Ecuador ha mejorado de forma inusual en la segunda mitad del año.

Porque pese al crecimiento anual de un 158 % en los contagios, se ha registrado una notoria bajada en la ocupación hospitalaria y los fallecimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *