En la imagen de archivo, una laboratorista trabaja en el estudio del coronavirus. Las vacunas enseñan al organismo cómo combatir el virus y sus variantes. Y aunque no sean 100% efectivas, nuestra memoria inmunológica evita cuadros graves.

Un estudio preliminar realizado por científicos de Sudáfrica refuerza la idea promovida por muchos especialistas de que la mayor parte de la respuesta contra el coronavirus de las células T, estimulada por la vacunación o por infecciones previas, se mantiene ante la variante ómicron del coronavirus.

La investigación, liderada por las especialistas Catherine Riou y Wendy Burgers de la Universidad de Ciudad del Cabo (suroeste), observó la respuesta de los linfocitos T de «memoria» (que recuerdan cómo combatir los virus) en 70 personas inoculadas con las vacunas de Pfizer (dos dosis), de Johnson & Johnson (una o dos dosis) o previamente contagiadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *