El Real Valladolid, con el ecuatoriano Gonzalo Plata titular, comenzó el 2022 con una nueva victoria en su feudo, gracias al gol anotado por el israelí Shon Weissman -el undécimo en esta temporada-, y al dominio blanquivioleta durante todo el partido que, sin embargo, no se tradujo en más goles, ante un Leganés que no inquietó demasiado.

Los locales tomaron las riendas del juego desde el inicio, buscando la profundidad desde las bandas, con protagonismo repartido entre Nacho, en el lateral, y Gonzalo Plata. Y buscaron sorprender a Riesgo con buenos centros, el más claro, el de Nacho a Óscar Plano, cuyo remate fue desviado por el meta del Leganés tras una gran intervención.

Los de “Pacheta” creaban peligro de manera constante, con buenas recuperaciones y con esa posesión del balón que les permitía jugar en campo contrario. Pero el cuadro madrileño comenzaba a presionar, en busca de un error blanquivioleta, y los vallisoletanos tuvieron que trasladar la atención al plano defensivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *