El carnaval de Río de Janeiro dejará de realizar por segundo año consecutivo los tradicionales desfiles “de rúa”, como se conoce a los que se llevan a cabo en las calles de la ciudad, los cuales fueron suspendidos nuevamente por la pandemia de la covid-19.

Calificados como “el alma” de la mayor fiesta de Brasil, más de 500 “blocos”, como se llama a las bandas y comparsas que desfilan gratuitamente por las calles de la ciudad durante el evento, vieron de nuevo truncado el sueño de dar vida y alegría al carnaval, para el que, hasta el momento, sólo están confirmados los majestuosos desfiles de las escuelas de samba, que exigen compra de entradas para verlos en el Sambódromo.

El anuncio lo hizo el alcalde de la ciudad, Eduardo Paes, tras una reunión que se extendió este martes por poco más de una hora con los representantes de los blocos en Río y en la que también participó el secretario municipal de Salud, Daniel Soranz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *