La producción petrolera de Ecuador, su principal producto de exportación, inicia una tímida recuperación tras la reactivación el pasado fin de semana de sus oleoductos, y después de tres semanas de interrupción por la erosión en el río Coca.

El transporte del crudo a través del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE, público) y del Oleoducto de Crudos Pesados (OCP, privado) se reanudó el 31 de diciembre, permitiendo de nuevo la producción en los campos de la Amazonía.

La suspensión de operaciones en ambos oleoductos provocó un descenso en la producción que solo en el caso de la estatal Petroecuador llegó a caer por debajo, incluso, de los 100.000 barriles diarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *