El área de vida de las iguanas rosadas, únicas en el mundo, está lejos de la zona de erupción y la de impacto del volcán Wolf, que inició un proceso eruptivo tras siete años de relativa calma.

Así lo informó la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG) en un comunicado en el que apuntó que por ello “no se considera adoptar medidas adicionales para” protegerlas.

La erupción del volcán Wolf, en el norte de la isla Isabela, la presenciaron guardaparques que se encontraban cerca de la zona realizando diferentes actividades de manejo del área protegida, así como operadores turísticos que navegaban por los alrededores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *