En sectores estratégicos y para personas vulnerables se adelantó la colocación de la tercera dosis contra la COVID-19.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) redujo de seis a cinco meses la colocación de la dosis de refuerzo (tercera dosis) de la vacuna contra la COVID-19, para poblaciones vulnerables, como adultos mayores y personas entre 50 y 59 años.

Esto debido a la propagación de la variante ómicron del coronavirus que es de transmisión comunitaria en Ecuador y que es la que actualmente predomina en el 80% de contagios.

Población de 18 a 49 años

La ciudadanía menor a 50 años deberá esperar a tener seis meses desde la aplicación de su segunda dosis o la dosis única, en casos de haber recibido la vacuna CanSino o Jannssen.

Niños desde cinco años

En el caso de los niños desde cinco años, al haber sido los últimos en ser vacunados, aún siguen completando el esquema con segundas dosis. Por lo que el MSP determinará, a su tiempo, los lineamientos para las dosis de refuerzo.

Sectores estratégicos

Desde el 7 de enero de 2022, la aplicación de la vacuna de refuerzo para bomberos, Fuerzas Armadas, gobiernos autónomos descentralizados, profesores, Policía Nacional, personas en situación de movilidad, recolectores de basura, trabajadores de la salud, Cruz Roja y sectores estratégicos como agua potable y alcantarillado, electricidad, petróleo y minería, telecomunicaciones, transporte aéreo y terrestre, también se adelantó a los cinco meses, después de la aplicación de la segunda dosis.

Requisitos

El único requisito para recibir la tercera dosis es cumplir los plazos determinados por el Ministerio de Salud. Debe llevar su cédula de identidad y el carnet de vacunación.

Las personas con enfermedades graves deben presentar un certificado médico con el que se definirá el tipo de vacuna que pueden recibir.

En la mayoría de casos, la vacuna que se coloca es AstraZenaca. La mezcla de vacunas no tiene contraindicaciones ha destacado el Ministerio de Salud y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Efectos secundarios

Los efectos nos son distintos a los de las primeras y segundas dosis. En el caso de la tercera se puede producir, dolor en el brazo, dolor de cabeza y malestar corporal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *