El papa Francisco salió por sorpresa del Vaticano para acudir a una tienda de discos del centro de Roma, que ya conocía de otras ocasiones cuando venía a la capital italiana como cardenal y arzobispo de Buenos Aires, y recibió un disco de música clásica como regalo de los propietarios.

La visita de Francisco al establecimiento, cuyo nombre es “Sterosound”, es una de las pequeñas e históricas tiendas de música de Roma y está ubicada cerca del Panteón, explicó el director de la agencia de televisión “Rome Reports”, Javier Martínez Brocal, que presenció por casualidad a la escena.

Jorge Bergoglio, apasionado de música, era un asiduo de la esta tienda cuando venía a Roma y no había vuelto a ir desde que fue elegido pontífice, el 13 de marzo de 2013, por lo que en una ocasión en la que los propietarios se encontraron con él le hicieron prometer que volvería a la tienda, lo que se cumplió hoy, según relataron los dueños a Martínez Brocal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *