El  video de “Baby Shark”, la popular canción infantil surcoreana, se convirtió en el primero en superar las 10.000 millones de visualizaciones en YouTube, una meta que alcanza poco más de un año después de desbancar al “Despacito” de Luis Fonsi y Daddy Yankee como el más visto de la plataforma digital.

La pegadiza melodía, grabada por la cantante coreana-estadounidense Hope Segoine y producida por la compañía educativa surcoreana Pinkfong, fue colgada en YouTube originalmente el 17 de junio de 2016.

Desde entonces, se ha convertido en una de las canciones más reconocidas del mundo e incluso llegó a posicionarse en la lista Billboard Top100 en 2019.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *