La noche del domingo se escuchó una explosión; un vehículo y la casa de un funcionario que trabaja en las tareas de remediación fueron afectados.

La víspera, desconocidos lanzaron dinamita para detonar el vehículo de un empleado del Ministerio de Recursos Naturales que cumple sus labores en ese lugar; como consecuencia de la explosión también se afectó su vivienda.

Se dispuso dar protección a los trabajadores que deben terminar con los trabajos de protección del socavón para poder colocar la estructura del cierre del socavón, para que se pueda taponar todas la galerías que permiten el paso de los sableros y de los mineros ilegales.

Según la titular del Ministerio de Gobierno, otros trabajadores de entidades públicas que laboran en el socavón habrían recibido amenazas.

Hasta el momento, el Gobierno no atribuye a grupo alguno el atentado y se realizan las investigaciones para conocer la identidad de las personas que están detrás de estos ataques y actos intimidatorios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.