Luego de los gritos y reclamos por suspender una sesión cotidiana de la Asamblea Nacional por “falta de garantías”, la presidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori, sorprendió a más de uno con una supuesta mala reacción.

“Aquí se tiene que hacer respetar la ley y Constitución, aquí no pueden venir hacer lo que les da gana”, dijo Llori al ordenar la suspensión de la sesión 770.

Ante las presiones de las bancadas que reclamaban a Llori lo ocurrido, escoltas legislativos tuvieron que acordonar el estrado principal del pleno y oficiales vestidos de civil rodearon a la presidenta.

Según lo visto en un video, antes de retirarse del lugar, Llori regresó y sacó el dedo medio, acto que es conocido como una mala reacción.

Llori explicó en su cuenta de Twitter que solo se estaba arreglando los lentes. “Tan desesperados están, que hasta se alborotan cuando me acomodo los lentes. Jijiji, mamiticos”, escribió la funcionaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.