La Policía de Ecuador informó del decomiso de un fusil en la cárcel de la ciudad de Cuenca, donde el pasado domingo un enfrentamiento entre presos dejó 20 reos fallecidos.

Los agentes encontraron el fusil oculto en una pared de ese centro carcelario, junto con una alimentadora y tres cartuchos.

La institución del orden presume que “esta arma de fuego de grueso calibre habría sido utilizada en este amotinamiento” de la cárcel, también conocida como la prisión de Turi.

Los casquetes de las municiones percutidas por este fusil fueron encontradas por las autoridades tras ingresar al centro penitenciario para recuperar el control tras la masacre perpetrada entre reclusos.

Esta no fue la única arma de fuego utilizada durante la matanza, pues en días anteriores la Policía también halló escondidos en tablones huecos de madera cuatro pistolas de distintos calibres como 9 milímetros, .38, .40 y .45.

La Policía indicó que mantendrá acciones operativas y preventivas con el fin de mantener el control al interior de la cárcel.

Y subrayó que “ejecuta intervenciones operativas y tácticas, respetando en todo momento los derechos humanos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.