La Met Gala, considerada la fiesta de la moda por excelencia en Estados Unidos, acogió en su nueva edición a varias estrellas de la música latina como la española Rosalía, el puertorriqueño Bad Bunny, el colombiano Maluma y la brasileña Anitta.

Lo que más llamó la atención y fue tendencia en redes sociales fue el atuendo del “conejo malo” quien llegó a la gala con toda la intención de llamar la atención, algo que no es extraño para el cantante puertorriqueño.

Este es su gran debut en ‘los Oscars de la moda’, uno que está marcado por la temática, Gilded Glamour, un repaso al lujo y avance de la época de 1870 en Estados Unidos.

 El cantante demostró así que para él las faldas no son solo una cuestión momentánea (ni de marketing), al escoger para la ocasión un vestido beige de Burberry, diseñado por Riccardo Tisci.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.