La Fuerza Aérea Ecuatoriana comparte información con otros países para detectar el tráfico de naves sospechosas. Aún así hay avionetas que evaden los controles.

 Entre 2021 y lo que va de 2022, la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) ha interceptado siete tráficos aéreos no identificados, dedicados a realizar actividades ilícitas de organizaciones transnacionales al margen de la ley.

¿La FAE podría interceptar más avionetas que infringen el espacio aéreo?  “Primero debemos detectarlos, y luego actuar”, respondió Geovanny Espinel,  quien hasta el 5 de mayo se desempeñó como comandante general de la FAE, y hoy está  en servicio pasivo.

A través de un intercambio inter-agencial entre la FAE y fuerzas aéreas amigas se puede tener la información de algún tráfico no identificado, es decir, que no sigue una reglamentación aeronáutica que permite el control de los diferentes tráficos a escala mundial y nacional. Esta información pone en alerta a los diferentes países.

Los resultados obtenidos en estos últimos años por este sistema son importantes, dijo Espinel.  “Fueron capturas efectivas de avionetas que nunca más van a volar en el espacio aéreo nacional”, remarcó.

Al mismo tiempo reconoció que “es muy posible, en realidad, que pasen avionetas y nadie se dé cuenta”. Esto, porque no es factible contabilizar cuantas se pasan, porque “puede coincidir” que las condiciones meteorológicas que también ayudan para poder maximizar la detección del radar no fueron las mejores, o el vuelo que realizaron los pilotos fue a muy baja altura y “cuentan con tecnología para guiarse de manera adecuada”.

Oswaldo Domínguez, otro excomandante de la FAE recomendó que se debería tener un sistema de vigilancia hacia los accesos de las rutas marítimas hasta el continente.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.