Hace casi siete meses, el Ejecutivo anunció su decisión de enviar a la Función Legislativa un proyecto de ley para derribar en caso extremo aeronaves que no cuenten con autorización de vuelo.

En octubre de 2021, el presidente Guillermo Lasso anunció que enviaría a la Asamblea Nacional un proyecto de ley que autorice el derribo de aeronaves irregulares en el territorio nacional, en respuesta al creciente problema del narcotráfico.

“Pronto presentaremos en la Asamblea Nacional una ley que autorice el derribo de naves irregulares que no acepten las órdenes de la Fuerza Aérea Ecuatoriana”, dijo el mandatario durante un evento castrense el año pasado.

Mario Pazmiño, exdirector de Inteligencia del Ejército, insiste en la necesidad de que la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) cuente con un instrumento legal para poder derribar aeronaves que no cuenten con permiso de vuelo, como lo tienen países como Argentina.

“Solo con una ley de estas características se podrá hacer respetar la soberanía nacional y el espacio aéreo ecuatoriano que es vulnerado permanentemente con las actividades de las narcoavionetas”, señaló.

Para este militar en servicio pasivo, la FAE necesita coordinar el esquema de radares, con una ley que les permita ejecutar la  disposición constitucional y la misión que le da el Comando Conjunto de proteger la soberanía “que al momento no lo puede hacer por esa limitación que tiene”, alertó.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.