Francia está viviendo una ola de calor excepcional que ha supuesto batir varios récords de temperaturas elevadas para un mes de mayo, con una anomalía en los 17 primeros días de este mes de 3,1 grados respecto a la media.

El servicio meteorológico francés indicó que a partir de ahora “es bastante probable” que este mayo sea el más caluroso desde que existen registros, ya que el anterior mes de mayo con la temperatura más elevada fue el de 2011, en el que hubo una anomalía positiva de 1,85 grados.

Méteo France explicó que durante los días centrales de esta semana se esperan temperaturas máximas que irán de 28 a 34 grados en la mayor parte de las regiones, según un comunicado.

Para esta tarde se había estimado que el termómetro subiría hasta 34 grados en Toulouse, lo que constituiría un nuevo récord en esta ciudad del sur después del anterior techo en mayo alcanzado con 33,4 grados en 2001. A las 16h00 (local), la temperatura allí era ya de 33 grados.

En París, se esperaban 31 grados, cuando las máximas habituales en mayo suelen estar en torno a 21 o 22 grados.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.