El director de Seguridad Pública de Texas, Steven McCraw, ha indicado que al menos dos menores llamaron al teléfono de emergencia 911 durante los 40 minutos en los que el tirador, Salvador Ramos, estuvo disparando dentro de la escuela primaria Robb de Uvalde (Texas).

En concreto, tal y como ha recogido la cadena NBC, la primera llamada al 911, que duró un minuto y 23 segundos, llegó a las 12.03 horas (hora local), donde una estudiante susurró al teléfono que se encontraba en la habitación 112 de la escuela.

Esta misma menor volvió a llamar pocos minutos después, sobre las 12.10 horas y trasladó que varias personas estaban muertas, y realizó una tercera llamada a las 12.13 horas y una cuarta, a las 12.16 horas, para decir que ocho o nueve estudiantes estaban vivos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.