La sacudida que supuso la primera vuelta de las elecciones presidenciales colombianas provocó un movimiento de las fuerzas políticas del país de cara a la segunda ronda que disputarán el 19 de junio el izquierdista Gustavo Petro y el populista Rodolfo Hernández.

El ascenso en las urnas de estos dos fenómenos electorales antisistema, cada uno a su manera, no solo fue un golpe para los partidos y políticos tradicionales, principalmente del centro y de la derecha, sino que los puso a pensar en alianzas para tratar de influir en el resultado final dentro de tres semanas.

El primero fue el derrotado candidato de la derecha, Federico «Fico» Gutiérrez, quien el mismo día en que reconoció su derrota anunció su apoyo a Hernández. La senadora María Fernanda Cabal, del partido uribista Centro Democrático, se sumó a esta tendencia. Sergio Fajardo, candidato de la Coalición Centro Esperanza, coquetea con la misma posibilidad.

Íngrid Betancourt, quien desistió de su candidatura y el excandidato conservador Enrique Gómez Martínez, también han decidido apoyar a Hernández.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.